BODEGA LA PITARRA

«Somos hosteleros antes que empresarios»

BODEGA LA PITARRA

«Somos hosteleros antes que empresarios»

BODEGA ASADOR LA PITARRA DE HELIÓPOLIS

EN HELIOPOLIS

Bodega la Pitarra nace en el 1993 en el barrio de Santa Urelia en Sevilla, en un barrio humilde, en 1996 nos trasladamos al legendario barrio de Heliopolis, donde seguimos activo en la actualidad.
Bodega la pitarra se convierte en un restaurante de renombre dando un servicio andaluz de comida tradicional española más arraigada a nuestra tierra, decidimos a aventurarnos a iniciar franquicias de Bodega La Pitara.
N

MÁS DE 20 AÑOS TRABAJANDO EN EL SECTOR

Tras varios años alrededor de España, decidimos ir clausurando las diferentes franquicias y manteniendo abiertas las cuales se rigen a nuestro propósito, el cual no es otro que dar un servicio exquisito y una calidad con la que hemos sido reconocidos por más de 20 años.

AMPLIA TERRAZA

Nuestro local está en pleno corazón de Heliópolis y cuenta con un espacioso salón en el que tener tus desayunos, comidas y cenas familiares o con amigos. 

Y para disfrutar del excelente tiempo de nuestra ciudad, tenemos una gran terraza en la que tanto niños como adultos podrán disfrutar de nuestra carta. ¿A qué esperas para visitarnos?

 

Cercanos al campo del real betis balompié

Nuestra bodega asador

En La Pitarra somos especialistas en carnes a la brasa y además en guisos y arroces que elaboramos con los productos de nuestra tierra. Contamos con una gran materia prima con la que elaboramos nuestros platos, que te traerá todo el sabor típico de la carne a la brasa. ¡Pásate a conocernos! 

SOMOS HOSTELEROS ANTES QUE EMPRESARIOS

Nuestros pilares fundamentales se basan en la Calidad, la Cantidad y el Buen Precio contrastes que nos proporciona la cocina tradicional Andaluza y Mediterránea, en sus formatos más variopintos y dándole un papel especial a la tapa.

Para ello cada una de nuestras recetas está tratada desde su origen más tradicional hasta verse en cualquiera de nuestros locales con las garantías de los años y la tecnología con la que vivimos. 

Centrándonos en los procesos y tratamientos culinarios de hoy, y con la calidad que nos proporcionan proveedores y materias primas de máxima calidad, obtenemos un producto de primera con un máximo rendimiento.